ENSEÑAR A LOS NIÑOS QUÉ HACER. Herramienta de Disciplina Positiva

Fragmento del libro: Positive Discipline The First Three Years (Jane Nelsen / Cheryl Erwin / R. Ann Duffy)

“Los niños y niñas menores de tres años no entienden el “NO” de la forma en la que la mayoría de los padres pensamos que lo hacen. Una comprensión completa del “NO” tampoco se da mágicamente al cumplir los tres años. Es un proceso de desarrollo. El “NO” es un concepto abstracto para ellos, está en oposición directa a la necesidad de desarrollo de los niños pequeños de explorar su mundo para desarrollar su sentido de autonomía.

Pueden “saber” que no queremos que hagan algo, incluso intuir que obtendrán una reacción molesta de nuestra parte si lo hacen. Sin embargo no pueden entender “por qué” de la forma en que los adultos creemos que lo hacen. ¿Por qué otra cosa un niño o niña nos mira antes de hacer algo que “sabe” que no debería hacer, sonríe y lo hace de todos modos?

Alrededor del primer año de edad los niños inician en la etapa del “yo lo hago”. Cuando desarrollan el sentido de la autonomía, en oposición a la duda y la vergüenza. De los dos a los seis años desarrollan el sentido de la iniciativa, en oposición a la culpabilidad. Esta información nos sirve para entender que durante esta etapa de desarrollo, el trabajo de los niños es la exploración y experimentación. ¿Podemos imaginar lo confuso que es para ellos el ser castigados por hacer algo para lo que su naturaleza está programada (experimentar, explorar)?. Se enfrentan a un real dilema (a nivel inconsciente) “¿obedezco a mi papá o a mi impulso biológico para desarrollar autonomía e iniciativa para explorar y experimentar en mi mundo?

No significa que en estas etapas de desarrollo se deba permitir que los niños hagan lo que quieran, Esto nos explica por qué todos los métodos para obtener la cooperación deben ser amables y firmes al mismo tiempo en lugar de controlar y/o ser punitivos. Este es el momento en que la personalidad de nuestros hijos se está formando, todos queremos que nuestros hijos tomen decisiones sobre sí mismos y piensen “Soy competente, soy capaz, puedo intentar y cometer errores y aprender, soy amado y soy una buena persona”. Si intentamos que aprendan a través de la culpa y la vergüenza o el castigo, estaremos creando situaciones desalentadoras, que son difíciles de revertir en la edad adulta.

Debemos pensar que somos sus entrenadores y que les ayudaremos a aprender cómo hacer las cosas. También debemos ser observadores, que trabajan en el aprendizaje de nuestros hijos como seres humanos únicos. Nunca hay que subestimar la capacidad de un niño pequeño, por otro lado es bueno observar cuidadosamente cuando los acercamos a nuevas oportunidades y actividades y ver cuáles son sus intereses, lo que pueden hacer por sí mismos y en dónde necesitan de nuestra ayuda para aprender.

La seguridad es un tema importante a esta edad, es nuestro trabajo mantenerlos seguros sin dejar que nuestros temores los desalienten. Por esta razón, la supervisión es una herramienta de crianza importante, junto con amabilidad y firmeza mientras redirigimos o enseñamos a nuestros niños.”Enseñar a los niños qué hacer

* El Blog de Positive Discipline (Jane Nelsen): http://blog.positivediscipline.com/

* Nuestra Fan Page de Facebook: https://www.facebook.com/disciplinapositiva.emx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s