Disciplina Positiva. Antecedentes

text here

Antecedentes.

La Disciplina Positiva se basa fundamentalmente en el trabajo de Alfred Adler, Psiquiatra Austriaco de principios del siglo 20, quien creía que el comportamiento de los seres humanos se basa en su deseo de mejorar su situación en la vida y que todos los seres humanos, incluidos los niños, son iguales, merecedores de dignidad y respeto. Él valoraba el sentido de  comunidad y enseñó que la necesidad más básica de las personas era el tener un sentido de pertenencia a un grupo (familia, escuela, comunidad) y sentirse capaces de contribuir al bienestar del grupo. Se dio cuenta de que una de las principales herramientas para ayudar a las personas era el poder del estímulo.

Un poco más tarde, Rudolph Dreikurs, Psiquiatra discípulo de Adler, desarrolló trabajos sobre la Psicología Adleriana, llevándolos a la práctica y convirtiéndose en un firme defensor de la necesidad de enseñar, a padres y profesores de todos los niveles socioeconómicos, medios eficaces para ayudar a los niños y a las familias.

La obra de Adler y Dreikurs fue adaptada y ampliada por Jane Nelsen y Lynn Lott, para hacer frente a las necesidades de las familias, las escuelas y los niños de hoy.

En 1980 ambas asisten a un taller de Psicología Adleriana. Después de esto Lynn comienza a realizar talleres y con ayuda de algunas personas escribe el primer manual de enseñanza para padres. Jane Nelsen, como directora del proyecto ACCEPT (Conceptos Adlerianos de Consultoría para alentar a Padres y Maestros) obtuvo resultados importantes al orientar a padres y maestros en la disciplina con sus niños, el resultado fue tan significativos que obtuvo una concesión para ser difundido en los demás distritos escolares de California y en 1981 escribió y publico el libro “Disciplina Positiva”.

En 1988 Jane Nelsen y Lynn Lott escriben el libro “Disciplina Positiva para Adolescentes”, y empezaron a enseñar a padres y educadores, a través de talleres vivenciales, a desarrollar habilidades y competencias que les permitan desarrollar su rol eficientemente ya sea en la crianza en el hogar o en el salón de clase.

Desde entonces y en conjunto con otros colaboradores, la serie de libros de Disciplina Positiva se ha incrementado en títulos que se refieren a diferentes edades, contextos familiares y situaciones concretas. Disciplina Positiva es enseñada y difundida entre los padres, familias, escuela, comunidad a través de los y las Educadoras de Disciplina Positiva Certificadas por la Asociación de Disciplina Positiva de Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s